Due Diligence. ¿Qué es y por qué es esencial en las operaciones de adquisición de empresas?

2017-12-30T16:40:20+00:00 20 diciembre, 2017|

Concepto  

Due Diligence es un término inglés comúnmente utilizado en la práctica de los negocios para definir el proceso de investigación, revisión y verificación de distintos aspectos legales de aquello que se pretende adquirir.  

El proceso de Due Diligence resulta esencial en cualquier tipo de operación mercantil pretenda la adquisición de una empresa, siendo también muy común su empleo para la adquisición de inmuebles o para la concesión de financiación.  

Nótese que cualquier transacción que implique una adquisición o la concesión de una financiación relevante supone la asunción por parte del inversor o financiador de diversos tipos de riesgos. Son estos riesgos los que se pretenden conocer de antemano mediante una Due Diligence.  

Tales riesgos pueden ser de muy diversa índole, tales como mercantiles, financieros, inmobiliarios, laborales penales medioambientales o incluso reputacionales.  

 

Due Diligence en la adquisición de Empresa 

Centrándonos en el supuesto de operaciones mercantiles encaminadas a la adquisición de empresas podemos distinguir, entre otras, las siguientes: 

  • Compraventa o suscripción de acciones o participaciones; 
  • Adquisición de activos y pasivos;  
  • Canjes de Valores;  
  • Fusiones; o  
  • Joint Ventures 

En todas y cada una de las operaciones descritas resulta esencial efectuar una Due Diligence de la empresa o grupo de empresas a adquirir (“Empresa Target”). De este modo, la Due Diligence permitirá al inversor:  

  • Confirmar Información  

El interés del potencial inversor proviene de unos conocimientos preliminares de la empresa target. Es decir, existe un interés en adquirir la empresa porque se conocen, o se creen conocer aspectos esenciales de la misma, que aconsejan su adquisición (información general, de posicionamiento en el mercado, de negocio, financiera, legal…). Pues bien, mediante la Due Diligence se confirmará la veracidad de tales aspectos, así como su idoneidad.  

 

  • Ampliar Información  

Mediante el proceso de Due Diligence el potencial inversor no solo valida y verifica la información de la que ya dispone, sino que también amplía su conocimiento y profundizar en todos aquellos aspectos de la empresa target que considere conveniente antes de decidir si ejecutar la operación y, en su caso, en qué condiciones.  

El resultado de la Due Diligence se refleja en un informe completo que recoge todas y cada una de las conclusiones de la misma, así como una valoración legal o técnica de su incidencia. Es decir, como resultado de una Due Diligence es posible que afloren determinados aspectos o circunstancias no desveladas por el vendedor y que permitan al inversor, o bien renunciar a la operación (deal breaker), o bien adquirir un mayor poder de negociación. 

Un ejemplo de deal breaker, identificado mediante una Due Diligence elaborada por nuestro despacho, consistió en la existencia de cláusulas de cambio de control en determinado contratos clave de la empresa target, esenciales para la decisión de compra del inversor. Dichas cláusulas, impedían el mantenimiento de la vigencia de los contratos suscritos por la empresa target salvo que constara el consentimiento expreso de la contraparte.   

Resulta fundamental, por supuesto, destacar la importancia de delimitar la extensión perimetral de la Due Diligence. Es decir, la determinación de aquellos aspectos que quedarán cubiertos por ella y de aquellos que no. Habitualmente, un Due Diligence Legal para la adquisición de una empresa target cubrirá, al menos: 

  • Aspectos societarios; 
  • Activos; 
  • Contratos; 
  • Aspectos Administrativos y Regulatorios;  
  • Inversiones exteriores;  
  • Control de Cambios; y  
  • Litigios 

La empresa target, por su parte, habitualmente tendrá interés en facilitar el proceso de Due Diligence, aunque a veces no ocurre así. En caso afirmativo, en la práctica la empresa target pone a disposición de los asesores legales del inversor un Virtual Data Roomfacilitando documentación interna detallada para su examen en una horquilla de tiempo determinada. En caso de considerarse precisa la interpelación del Seller, la misma suele vehiculizarse mediante un proceso de Q&A (preguntas y respuestas).